CIUDAD DE MÉXICO, A 18 DE DICIEMBRE DE 2018.-Ante el pleno de la Cámara de Diputados, este día Luis Fernando Salazar presentó una iniciativa de reforma a la Ley General de Salud, para que se considere como delito la, cada vez más común, práctica del “canasteo”, consistente en, con diversos fines, poner drogas en las bebidas de alguna persona cuando ésta se descuida.

“Cada vez es mas común oír hablar de casos como el de “las goteras VIP” o el famoso “canasteo”, principalmente en bares, restaurantes o establecimientos con venta de bebidas alcohólicas, casos de personas que han sido víctimas de un delito, tras haberle suministrado en alimentos o bebidas algún estupefaciente con el que se vio disminuida o anulada su voluntad, o que tras perder el conocimiento fueron objeto de algún perjuicio patrimonial o de alguna agresión física”, señaló el legislador coahuilense.

Luis Fernando Salazar, precisó que existen también casos de adolescentes o adultos que, con la finalidad de humillar, generar alguna dependencia, o simplemente por diversión, han puesto en riesgo la vida de otros, ante la irresponsabilidad de no dimensionar el daño que puede causar introducir este tipo de sustancias.

“Esta conducta consistente en generar un estado de indefensión, mediante la administración de alguna droga o estupefaciente, sin el consentimiento de una persona, es denominada como sumisión química, por lo que no es posible que aún y cuando se llega a dar con los responsables, poco se pueda hacer, ya que esta acción no esta tipificada como delito”, afirmó Salazar.

En diversos países del mundo esta acción ya ha sido tipificada, dado el perjuicio que supone a la dignidad humana, la libertad personal, la facultad de autodeterminación, y el grave compromiso que implica para la salud física y psíquica de una persona; en España, Chile o Estados Unidos las reformas a sus Códigos Penales para tipificar esta conducta, ha ido aparejada de esfuerzos para protocolizar en todos los hospitales, la posibilidad de detectar el uso de esas sustancias, con el fin de contar con pruebas para sancionar estos actos.

“Robo, robo a casa habitación o cohecho, han sido principalmente los delitos por los cuales se han iniciado investigaciones en contra de las personas que cometen estos hechos en México. No obstante, cuando no existen elementos de prueba suficientes para subsumir la conducta en otro delito ya existente, estos actos terminan quedando en la impunidad, a esto hay que sumar que, en muchas ocasiones, estos actos se llevan a cabo con el consentimiento de los propios establecimientos mercantiles, por ello, propongo adicionar un artículo a la Ley General de Salud, con el fin de tipificar esta acción” declaró Luis Fernando.

Dicha iniciativa contempla prever la responsabilidad ligada al establecimiento mercantil cuando el propietario, arrendatario o usufructuario del mismo lo emplee para realizar estos actos o, en su caso, permita su realización por parte de terceros.